sábado, 27 de mayo de 2017

Las migraciones de los vandalos hasta llegar a Hispania

Los vándalos entran en la península ibérica en el año 409 junto a los alanos y los suevos. Se componían de dos grupos (vándalos asdingos y silingos) liderados por diferentes caudillos de la guerra o reyes.
Los vándalos asdingos se asentaron en la zona de la provincia romana de Gallaecia (norte), no se sabe con exactitud la zona. Algunos autores apuntan al norte de Galicia y otros a las tierras de campos (ambas partes dentro de la provincia romana de Gallaecia en esos tiempos). Los vándalos silingos por el contrario ocuparon la provincia romana de la Betica.
El rey de los vándalos silingos fue Fredibaldo, derrotado en batalla por el rey godo Walia en sus campañas del 416 al 418.
Los vándalos asdingos estaban liderados por Gunderico, sucediéndole su hermano ilegitimo Genserico tras la muerte del primero en Sevilla.
La panoplia militar de los vándalos y otras poblaciones germánicas que llegaron a España, era diferente a la descrita por Tacito en su Germania. En parte debido a que durante muchos años (desde el siglo III hasta el siglo V) se vieron influenciadas o inmersas en conflictos y combates contra otros pueblos de los cuales fueron obteniendo influencia. Por ello la panoplia militar de los vándalos a su llegada a Hispania, no sería muy diferente de la de suevos, godos, francos, burgundios o merovingios, a la que habría que sumar algunos aportes étnicos propios. (sin olvidar la influencia tardo romana).


No hay comentarios:

Publicar un comentario