miércoles, 7 de mayo de 2014

Las consecuencias de la batalla de Lobregal - Mediados del siglo XII

La victoria de Fernando Rodríguez de Castro el Castellano en la batalla de Lobregal no permitió a los miembros de la casa de Castro suprimir el control que los miembros de la casa de Lara ejercían sobre Alfonso VIII, pero reforzó su poder e influencia en la corte de Fernando II de León. 
El 13 de marzo Fernando Rodríguez de Castro y su hermano Álvaro confirmaron una diploma leonés, y alrededor del día 11 de julio se hallaban de nuevo en el reino de Castilla, donde confirmaron un documento de Alfonso VIII, junto a los tres hermanos Lara y también junto a su tío, Gutiérre Fernández, indicio de la paz acordada en esos días entre los dos bandos. Los hermanos Castro regresaron al reino de León hacia el mes de septiembre, aunque no consta su firma en los documentos expedidos en la corte leonesa en noviembre de ese año. 
Una paz general siguió a la batalla de Lobregal, y durante el año 1160 no volvió a producirse ningún conclicto, pero en 1162 Fernando II de León conquistó la ciudad de Toledo, que pertenecía a los castellanos, y en 1164 los partidarios de la Casa de Castro derrotaron y dieron muerte al conde Manrique Pérez de Lara en la batalla de Huete, quedando la regencia del reino de Castilla en manos de su hermano Nuño Pérez de Lara desde 1164 hasta 1170, año de la mayoría de edad del rey Alfonso VIII. Transcurridos cinco años, la rivalidad entre la casa de Lara y la casa de Castro aún persistía, y alrededor del año 1165, Fernando Rodríguez de Castro el Castellano repudió a su esposa Constanza, a fin de poder contraer matrimonio con Estefanía Alfonso "la Desdichada", hija ilegítima del difunto Alfonso VII de León y hermanastra de Fernando II, recibiendo para ello el apoyo de su tía Urraca Fernández de Castro, amante de Fernando II de León, afianzando con ello su posición en la corte leonesa.

2 comentarios:

  1. Hola un saludo desde www.europaidentidad.es

    ResponderEliminar
  2. Un saludo me gustaría estar entre los seguidores de vuestro blog...
    carlosllm@gmx.es

    ResponderEliminar