miércoles, 25 de septiembre de 2013

Tres condes alcanzan el Duero

Tras la posible muerte por ejecución de Diego por sublevarse contra Alfonso III, el monarca asturiano decidirá fragmentar la marca oriental de su reino en distintos territorios dirigidos por varios gobernantes, para evitar la concentración en uno solo y la ilusión de un movimiento de independencia. Este periodo de división del territorio castellano abarca desde finales del siglo IX hasta el año 931. En esta situación de fragmentación acontece un hecho de enorme trascendencia para los intereses de los reinos cristianos en su empresa reconquistadora, que no es otro que el alcance repoblador, en 912, del Río Duero y la ocupación de varios castros situados cerca de su ribera: Roa, Aza (o Haza), Clunia y San Esteban. Tan histórico avance recae sobre los tres condes que se reparten la marca oriental castellana: Nuño Núñez, Gonzalo Fernández y Gonzalo Téllez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario