miércoles, 25 de septiembre de 2013

Castilla en manos de Sancho el Mayor

Almanzor muere tras su última expedición a San Millán de la Cogolla sin haber sido derrotado, pues los historiadores modernos coinciden en que la batalla de Calatañazor fue sólo una leyenda. Sin embargo, Almanzor tras décadas de destrozar los reinos cristianos, les hizo el mayor favor posible: dejar herido de muerte el califato por los problemas sucesorios que generó su política interna. Es por ello, que los últimos condes de Castilla, Sancho García (el de los buenos fueros) y García Sánchez gobiernan en el periodo en que el califato agoniza en medio de una guerra civil, por lo que la recuperación económica y social del Condado se acelera. Pero Castilla, como condado, tiene sus años contados. García Sánchez, último conde de Castilla es asesinado en León en el año 1029 por lo que el Condado pasa al rey más poderoso de la época: Sancho el Mayor de Navarra, por su matrimonio con Mayor de Castilla o Munia, hermana del asesinado e hija del anterior conde, Sancho García. Además, Sancho vence a Bermudo III, rey de León en 1037, unificando un vasto reino que ocupa casi el tercio septentrional de la Península, en una franja desigual que abarca desde el Atlántico hasta el corazón de los Pirineos. El estatus de Castilla, como condado jurídicamente subordinado a León, va a expirar definitivamente, cuando Sancho el Mayor reparte sus posesiones entre sus hijos, asignando Castilla a Fernando, pero ya no en calidad de condado sino de reino. Por tanto, este monarca, que reinará como Fernando I, es el primer rey de Castilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario