miércoles, 26 de diciembre de 2012

Bestiario medieval castellano. El Oricuerno

Aunque en muchos lugares podamos encontrar referencia a este ser mitológico que compone algunas de las muchas leyendas castellanas, siempre se le compara con un unicornio. Realmente un oricuerno no es un unicornio, aunque posiblemente tenga o proceda de un origen común. Encontrándose este, al igual que el unicornio. En el rinoceronte de un solo cuerno de la india descrito por el historiador griego Ctesias en el siglo V a de C. Al igual que en los comerciantes vikingos que aprovecharon el mito de la Europa occidental, y vendieron cuernos de narval como propios de los unicornios que habían cazado en tierras lejanas. De tal forma, el unicornio y el oricuerno, tendrían un mismo origen en la alta edad media, que se hizo mas popular durante el renacimiento español y la baja edad media.
El oricuerno posee el cuerpo de un caballo, patas de gamo, cola de león, y un solo cuerno en su frente. Vive en bosques solitarios donde manan manantiales de aguas vírgenes. Y es un animal extremadamente mágico y agresivo para con los humanos. Asignandoseles a estos, según la mitología castellana, la propiedad de cambiar de sexo a aquella persona que lo toque; además de curar la impotencia, el envenenamiento, o eliminar la ponzoña de las aguas. Es un animal puro que vive en entornos naturales puros, y que seguramente se muestra agresivo con el hombre, por que es símbolo de la impureza. Razón por la cual, solo una joven dama virgen, que no ha conocido pecado. Puede acercarse y tocar al animal.
En algunos de los pueblos de España, todavía se sigue la tradición de fabricar pequeñas cruces de oricuerno (fabricadas con el supuesto cuerno del animal) las cuales se emplean para eliminar la ponzoña de las aguas. En Brañosera (Palencia), existe una leyenda conocida como “el agua del Alicornio” , donde se le atribuye a este animal mitológico cualidades extraordinarias. Como ya hemos escrito, esta criatura fiera, solo puede ser amansada si una joven virginal  se presenta ante el, enseñándole uno de sus pechos. Entonces según la creencia mitológica, el oricuerno se amansa dejándose tocar por la dama, reposando su cabeza sobre el pecho de la virgen. Único  momento en el que puede ser cazado sin ofrecer resistencia.
El mito o la leyenda del oricuerno, es una de las muchas, miles de leyendas que han sido olvidadas por los castellanos de hoy en día. Una lastima, que en los tiempos de la globalización, recordemos miles de jugadores de fútbol que dicen defender nuestra región. Y por el contrario no recordemos lo que realmente ha dado identidad diferencial a nuestra región en el mundo. Nuestra historia, leyendas populares, folclore y tradiciones.
 
 
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario