lunes, 12 de noviembre de 2012

San Millán, patron de Castilla

En la batalla de Simancas, año 939, Ramiro del reino astur-leonés, Fernán González del condado de Castilla, y García Sánchez del reino de Pamplona-Nájera, se enfrentan a Abd al-Rahman III. San Millán se aparece en mitad de combate en defensa de los cristianos y fue hecho patrono de castellanos y navarros comprometiéndose a pagar tributos; son los llamados "Votos de San Millán". Fernán González favorecerá enormemente al monasterio de San Millán con privilegios y donaciones.
Gonzalo de Berceo en su Vida de San Millán cuenta la promesa de los votos legendarios, de una parte Ramiro II de León a Santiago y de la otra, Fernán González a San Millán. Luego refiere la maravillosa aparición de ambos patronos en la batalla de Hacinas, en la que elogia la intervención a favor de los vasallos con estos versos:
 non quisieron embalde la soldada levar primero la quisieron merecer e sudar, tales sennores son de servir e onrar
Pese a la "imposición" del patronazgo de Santiago tras la unificación de Castilla y León, los castellanos continuaron reclamando que San Millán era su patrono y así en tiempos de Enrique II de Castilla en 1373, la Universidad de Ciudad y Tierra de Ávila llegó a negarse a pagar el voto a Santiago y sus procuradores llevaron el asunto a las cortes. Los castellanos pagaban el Voto a San Millán.
En el siglo XVII, al desarrollarse un amplio debate sobre patronos, San Millán volverá a ser reclamado como patrón de Castilla y por lo mismo copatrón de España junto a Santiago, patronazgo que se mantuvo en los misales hasta la reforma litúrgica del concilio Vaticano II.
 

 

jueves, 8 de noviembre de 2012

Batalla de Cervera

La batalla de Cervera tuvo lugar en Peña Cervera el lunes 29 de julio del año 1000, entre la coalición cristiana de tropas navarras, castellanas y leonesas al mando de Sancho García (conde de Castilla) y de García Gómez (conde de Saldaña), frente el caudillo musulmán Almanzor, quien resultaría vencedor.
El ejército moro no luchaba en campo abierto desde la batalla de Rueda en 981.
 El ejército cristiano empezó presionando las dos alas del ejército de Almanzor, pero éste les hizo creer que recibía refuerzos, batiéndose los primeros en retirada, lo cual fue aprovechado por el ejército moro para controlar la situación consiguiendo la victoria aunque con unos setecientos muertos entre sus filas.
 Era la primera vez que la unión de los cristianos hacía frente al ejército de Almanzor acercándose a su derrota.


Sancho García, el de los buenos fueros

Sancho García, el de los Buenos Fueros (m. febrero de 1017) fue Conde de Castilla del 995 al 1017.
Hijo de García Fernández y su mujer Ava de Ribagorza. Sucedió a su padre al frente del condado tras su muerte aunque protagonizó una sublevación contra él con apoyo de Almanzor.
En el año 1000 Almanzor ataca Castilla; Sancho García sale a su encuentro y es derrotado en la Batalla de Cervera no sin antes causar un gran número de bajas en las filas de Almanzor. Participó junto con Sancho Garcés III de Pamplona y Alfonso V de León en la famosa batalla de Calatañazor donde Almanzor sufrió su primera derrota importante.
Apoyó a Sulaiman al-Mustain en las luchas civiles cordobesas, recibiendo a cambio varias plazas en la línea del Duero (Osma, San Esteban de Gormaz, Clunia, Berlanga de Duero, Sepúlveda, Peñafiel)
Conocido como "el de los Buenos Fueros" por los privilegios que dio a diversas poblaciones de Castilla.
Fue el fundador del Monasterio de San Salvador de Oña en 1011, donde fue enterrado.