lunes, 24 de octubre de 2011

Historia del caballo Losino

Según estudios de ADN realizados por el Doctor Martinez-Sáiz, la raza Losina se encuentra separada de las razas de jacas (ponis) pirenaicos y las del sur de la península Ibérica. Se trata de un auténtico caballo castellano descendiente del Hipparion Gracile, el primitivo caballo que pobló la Península Ibérica durante el Terciario y el Cuaternario. Aunque hay quienes son de la opinión que se encuentra emparentado con otras razas de la mitad norte de la península Ibérica, como las anteriormente mencionadas y el extinto caballo catalán.
La raza ha pasado por múltiples vicisitudes desde que se estableció contacto entre ella y el hombre. Desde ser objetivo de caza hasta herramienta de guerra durante la Reconquista, siendo empleado por los Reyes Católicos como monturas para la caballería pesada de hombres de armas. También fue llevado en gran número a América durante la Conquista, ayudando en la formación de otras razas de origen americano como el cuarto de milla (Quarter horse) o el paso fino. Fue empleado como bestia de labranza y cría mular hasta épocas recientes cuando, debido al cruce con otras razas, su uso para carne y la mecanización del campo, corre peligro de extinguirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario