sábado, 18 de junio de 2011

Batalla de Carcasona. 300 godos de Toledo frente a 60.000 franco-burgundios

Uno de los episodios menos conocidos de las luchas constantes entre godos y francos, fue sin duda alguna la batalla de Carcasona.
Carcasona es un precioso pueblo de la actual Francia, rodeado de una muralla medieval. Un lugar que merece ser visitado en algún momento de nuestra vida. En el pasado perteneció a la Septimania de los godos del reino de Toledo. Y en sus campos tuvo lugar una de las mas grandes victorias de la épica militar visigoda, la cual pasa curiosamente por ser igualmente de las menos conocidas.
Fueron muy conocidos los 300 espartanos que se enfrentaron a los persas, mucho mas a raíz de la adaptación al cine del comic. Pero poco o nada es conocida la batalla que enfrento a 300 gardingos godos (Según Juan de Biclaro), contra 60.000 guerreros francos. Apoyados por godos rebeldes contrarios a Recaredo, y por tropas bungundias (Según Isidoro de Sevilla).
Nos situamos allá por finales del siglo VI dC, en la península ibérica, bajo el reinado de Recaredo. Es el primer rey godo que oficialmente se declara católico. Es además el primero que consigue la unificación religiosa de todo su reinado: su padre, Leovigildo ya lo había intentado con el arrianismo, si bien no llegó a conseguirlo. En este momento los godos ocupan gran parte de la península ibérica, compartiéndola con vascones, así como parte del actual sur de Francia.
Esta unificación no gusto mucho al sector arriano de la nobleza goda, que llevó a cabo cuatro conspiraciones para intentar derrocar a Recaredo. La tercera de ellas, la encabezaban los condes Granista, Wildigerno y el Obispo arriano de Narbona, Athaloc. Los conspiradores pidieron ayuda al rey de Borgoña Gontran (que, por cierto, era católico). Entre todos juntan un numerosísimo ejército -60.000 soldados según Cebrián- para echar a los visigodos de las Galias. Y esperan la batalla en Carcasona (Francia).
La reacción de Recaredo fue cuanto menos curiosa: desde Toledo manda al duque Claudio (hispano romano) al mando de 300 godos.
Todos los cronistas coinciden en alabar la eficacia de Claudio y la rapidez en los movimientos estratégicos, gracias a lo cual sorprendió a los franco-burgundios, causando el caos y terror entre sus filas.
Los godos rodearon entre dos flancos a los soldados del duque Boso, enviado a la Septimania por Gotrán I con la misión de invadir la Septimania gótica. Esto provoco el caos estratégico entre los francos, y su ineficacia para reaccionar con un movimiento de defensa adecuado. Gracias a lo cual, y ante las bajas que los franco burgundios veían entre sus filas bajo las espadas visigodas. Rompieron filas en un caótico desorden.
El resultado final de la contienda fue sorprendente. Tan solo 300 godos habían pasado a cuchillo a mas de 5000 francos y apresaron a otros 2000, según datos del cronista franco Gregorio de Tours. Los conspiradores godos Granista y Wildigerno, murieron en la batalla. Y Athaloc el tercer conspirador, murió poco después de muerte natural.
La batalla de Carcasona, fue una de las mas importantes y épicas de la historia gótica, precisamente por la adversidad numérica con la que contó Claudio. Igualmente es un dato curioso, que un hispano romano apareciera como capitán de las tropas godas, siendo posiblemente el único caso en el que un romano, se hace cargo completamente de una misión militar de gran importancia para la historia y territorialidad del reino visigodo
Teolfo Rodriguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario